‘Geordie Shore’: Sado, morbo y papá

Geordie shore

Que Sophie y Joel son una pareja muy sexual no es ninguna novedad. Siempre acaban pecando en lo de compartir demasiadas intimidades, pero eso es ‘Geordie Shore’. La última de la pareja ha sido visitar un sex shop en Sydney para ampliar su colección de juguetes. Sophie entró con las ideas muy claras: “Ya estoy harta de consoladores, anillos vibradores para el pene y cosas por el estilo. Ahora quiero algo más fuerte.”

En cuestión de segundos estaban los dos en la estantería de las máscaras para el sado y con Joel con una de cerdo puesta. A Sophie le brillaban los ojitos: “esto me pone a cien”. Cosas del amor, ¿verdad?

Pero Joel, que es un experto en eso de romper la magia, no tuvo otra que preguntar -con la máscara de cerdo puesta-: “¿Qué diría tu padre si nos viera hacer esto?” A Sophie le bajó la líbido, las ganas de respirar y le subieron las ganas de cortarte la cabeza a su amado Joel: “La última palabra que espero escuchar en un momento como ese es ‘papá’”. Aún y con la cortada de rollo, la máscara de cerdo y alguna que otra cosilla más salió de esa tienda con destino a la casa.

Más información – ‘Geordie Shore’: ¡Nos vamos a la playa… nudista!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *