‘Geordie Shore’: sin Holly no es lo mismo

Geordie Shore angelitos

Me diréis lo que queráis decir, pero se fue Holly y el episodio cuatro de ‘Geordie Shore’ ha sido más aburrido que el Telediario. Vale que las gracias de Holly siempre pasaban por sus tetas, el alcohol y los cuernos a su novio pero, de verdad, la chica resultaba de lo más entretenida.

Vicky sigue de los nervios –no estuvo de otra forma todavía-. Su relación de histeria con Jay se hace pesada pesadísima. Con lo fácil y socorrido que resulta un casquete para aliviar las tensiones. Pero se ve que esta chica no se termina de decidir. No sé por qué pensé que esta chica sería el punto “maduro” de este reality. No podía yo estar más equivocado.

Aunque tampoco es cuestión de pedir peras al olmo, y es que los chicos tampoco son como para tirar cohetes. Su obsesión por sí mismos y sus ligoteos llega a ser hasta insultante. Casi me acabo quedando con Sophie y toda su excentricidad maleducada. Sophie se supera a cada momento en lo que a ser vulgar se refiere, pero al menos parece ser la única que intenta hacer la convivencia –o como sea que se llame eso que hacen- a todos sus compañeros un poco más fácil.

Más información – ¿¡El novio de Holly!?
Fuente – Geordie Shore
Foto – MTV


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *