Ghost Adventures Aftershocks: un refrito que funciona

Ghost Adventures Aftershocks

¿Eres de los que piensa que el equipo de ‘Ghost Adventures’ necesita un descanso para ponerse todas las ideas en orden? ¿Crees que este año Zak, Nick y Aaron andan un poco perdidos con tanto cambio y con esa nueva actitud de Zak tan de folclórica, entre Iron Man y Rocío Jurado? En lo que llevamos de novena temporada, creo que una de las más cortas -o la que más-, ya nos hemos encontrado con un remedo de ‘Ghost Adventures’ protagonizado exclusivamente por Zak y su ego titulado ‘Netherworld’ y, ahora, por el programa que parece será una nueva visión de ‘Ghost Adventures’, centrado más en las entrevistas a los protagonistas de las investigaciones más sonadas de todas las temporadas… o sea… refritando situaciones.

Este cambio en la dinámica del grupo viene con el título de ‘Ghost Adventures Aftershocks’. Ya en la presentación nos meten sólo el nombre de “la más grande”, Zak Bagans, aunque tras la cámara y respondiendo a algunas preguntas vemos también a Aaron. Nick aparece en los títulos de créditos, así que supongo que le veremos también en algún momento. Esta vez tenemos dos sillas y un monitor en el que ver imágenes de antiguas investigaciones. Este primer programa tenía que basarse sí o sí en la que siempre ha sido la investigación de investigaciones de esta gente: Bobby Mackey’s Music World.

En el programa entrevistan de nuevo a parte del equipo del Bobby Mackey’s, caras que ya conocíamos de las dos veces que ‘Ghost Adventures’ pasó por allí. En las entrevistas hablan de cómo fueron las cosas después de haber pasado el programa por allí, de otras investigaciones y añaden también pequeños fragmentos tanto de los programas como de, en este caso, los otros investigadores. Así leído puede sonar a eso… un refritazo aburrido centrado además en entrevistas. Pero, ¿funciona ‘Ghost Adventures Aftershock’? Pues sorprendentemente sí. Zak, más folclórica que nunca, consigue crear el ambiente necesario con sus entrevistas como para tenerte pendiente los cuarenta minutos que dura el programa. Esto hay que reconocerlo… y es que hemos sido nosotros, los fans del programa, los que hemos creado a ese monstruo folclórica que es hoy Zak Bagans. En el fondo nos encanta que sea así, es cierto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *