‘Ghost Adventures’: Tuolumne Hospital (II)

Ghost Adventures

Nada como usarse a uno mismo como gancho para poder confirmar o desmentir una experiencia como esta. Nick quitaba el muñeco de la cama y se tumbaba él. Después de quedarse sólo en la habitación, mientras todos estaban en la habitación contigua pendientes de las cámaras, Nick comenzó a decir que había empezado a sentir frío a su alrededor y que también comenzaba a sentirse mal. En ese mismo momento, en el monitor del Kinect, volvía a aparecer la misma figura haciendo gestos como de tocar/golpear a la altura de la barriga de Nick. Justo en el movimiento de la figura, Nick saltaba al instante: había sentido lo que todos acababan de ver.

Nick estuvo un rato quejándose de ganas de vomitar. Mientras, Zak, volvía al mismo lugar para intentar obtener alguna muestra más, esta vez con la Spirit-Box. A la pregunta de “qué habían intentado hacer a Nick”, una voz de mujer respondía: “ayudar al paciente”.

Pero todavía faltaba pasar por la habitación acolchada, un lugar del que se habían reportado suicidios. ¿Y a quién podían meter allí y dejarle sólo un buen rato? Fácil, ¿verdad? Aaron Goodwin. Aaron ya venía dando saltitos por todo lo que estaba ocurriendo en el hospital, pero no se imaginaba que su experiencia en la sala acolchada sería tan dura.

Más información – ‘Ghost Adventures’: Tuolumne Hospital (I)
Fuente – Ghost Adventures
Foto – Travel Channel


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *