‘When Ghosts Attack’: producciones olvidables de ayer y hoy (VI)

ghost

Lo malo con ‘When Ghosts Attack’ es que las historias tardan en arrancar, cuando arrancan lo hacen sin actuaciones en condiciones y, cuando parece que la cosa se va a poner bien, resulta que Pepita ya ha salido por patas de su casa y está llegando su amiga Juanita para la siguiente historia. Así no, oiga… así no.

A eso tenéis que sumarle las faroladas que os comenté antes. Empiezan diciéndote que “cuidado con la patata, no vaya a terminar asada” y luego resulta que ni patata asada ni nada. Todo es insípido. Siempre he elogiado la forma de contar las historias de los protagonistas reales en estos programas, pero en este caso hasta ellos parece que lo estén leyendo todo. Y ya ni hablemos de cuando tienen que llorar… que eso ya es para terminar de saltar por la ventana.

Así que con ‘When Ghosts Attack’ tenemos el ejemplo perfecto de que no por querer seguir los pasos de un programa de éxito y aprovechar una moda tienes el éxito asegurado. Si no te gusta lo que haces jamás podrás conseguir hacer algo bueno… y esta gente huele exactamente a eso, a programa hecho sin ganas, a “aprovecho el tirón y a ver lo que sale”.

Más información – ‘When Ghosts Attack’: producciones olvidables de ayer y hoy (V)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *