‘GRAN HERMANO 12’: Marcelo se siente ganador (I)

Dámaso y Laura rezan para que sus familias estén orgullosas de ellos.

Después de haberme tenido que comer la expulsión de Terry el jueves pasado, lo único que me quedaba por sufrir eran los aires crecidos de Marcelo sintiéndose ganador indiscutible de esta doceava e interminablemente pesada edición de ‘GRAN HERMANO’. Esta edición ya comenzaba con la dudosa cojera de los castings hechos a dedo en la gran mayoría de los elegidos. Poco a poco iba mejorando la cosa, ofreciendo semana a semana la expulsión de esos “elegidos” por la organización del programa. Los cánticos de Patricia, las cambadas de peluca de Terry y el interminable reggaeton de Jhota conseguían dar momentos de realidad al programa. Pero como buenos humanos que son, algunos metieron la pata mientras otros parece que comenzaron a aburrir al personal, consiguiendo que uno tras otro se viese de patitas en la calle.

La rutina de la casa se ha estado basando en todo momento en peleas con exceso de decibelios, palabras malsonantes y una cantidad de pruebas semanales no superadas dignas de record. Y aunque parezca mentira viniendo de mí, pero tengo que reconocer que este GH 12 se me ha hecho especialmente pesado. Ahora que se acerca el final procuro convencerme de que aun se puede salvar algo y que podemos ver ganar a alguien que realmente lo merezca.

Web: GH


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *