‘GRAN HERMANO 12+1’: Comida que desaparece

Nada como revelar los pecados en el confesionario para que acaben pesando menos.

Las aves nocturnas son un problema en ‘GRAN HERMANO’ desde hace ya varias ediciones. Mientras unos duermen, siempre acaba quedando un grupo que, en su aburrimiento, ocupan el tiempo en arrasar con la comida de la despensa. Parece mentira que luego sean ellos los que se incluyan en el grupo de los que se quejan de que queda poca comida. Con esto no digo que no deban comer si no están todos reunidos, ya que ahí cada uno es de su padre y de su madre y se deben arreglar entre ellos. Pero no puedo evitar no ver normal que a dos días de haber hecho la compra ya tengan que empezar a preocuparse por la falta de alimentos en la casa.

Ochoa, Ariadna y Verónica han sido las últimas artífices de uno de los saqueos nocturnos. Como siempre empezaban arrasando con el chocolate. Lo bueno vino cuando, una vez terminaban las tres en cuestión con su saqueo particular, poco a poco se iba agregando más gente al grupo para seguir una y otra vez con el saqueo.

Como era de esperar, a la mañana siguiente todo eran malas caras y frases subidas de tono en boca de los que habían preferido pasar la noche durmiendo en vez de comiendo. Verónica, tras haber sufrido las desapariciones de comida hace una semana, comentaba entre risas lo divertido de haber podido formar parte del grupo nocturno. Hay que ver lo rápido que cambia la gente de opinión.

Web: GH


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *