‘GRAN HERMANO 12+1’: Habemus casa

Noemí habla con Alessandro sobre un amigo italiano que tiene en Lanzarote.

Y por fin podemos decir “Habemus Casa”. Después de que Telecinco alargara el estreno de esta nueva edición de ‘GRAN HERMANO’ hasta el hartazgo, por fin hemos podido conocer a los doce más un concursantes que nos van a acompañar durante los próximos meses.

Parece que este año hemos conseguido aquello que el año pasado nos dejó ese sabor tan agridulce al comienzo de la edición: un casting de gente más normal. Menos actorcitos y menos cuerpazos han dejado paso a un grupo que, aunque con las diferencias habituales, se muestra un poco más cercano a lo que de verdad podemos encontrar en una convivencia de desconocidos.

Esto no significa que estemos libres de sobreactuados y de llantos forzados donde las lágrimas brillan por su ausencia, ¿verdad, David? Y es que no hay edición donde tengamos al típico que intenta agradar a todo el mundo, a la que peca de severa y directa, consiguiendo con ello ser simplemente borde y desagradable –véase la conversación de Ariadna con Sindia respecto a su risa, a la que acusó de falsa con una media sonrisa de lo más desagradable-, o la que se sabe guapa y así lo dice, como Mary Joy.

Conclusión: esta vez han intentado meter a gente que pueda resultar más cercana. O al menos es así como lo voy sintiendo. Obviamente estamos en la primera semana de convivencia, por lo que los problemas, salvo excepciones, brillan por su ausencia. Así que, no sé por qué, pero me da por pensar que la próxima semana van a tener una de esas pruebas en las que el cansancio acabará haciendo mella en su paciencia y así poder disfrutar de las primeras grandes broncas de esta edición ’12 + 1’.

Web: GH


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *