‘Gran Hermano 12+1’: Las diferencias entre la Marta buena y la mala

No. No hay dos Martas en la casa. Sólo hay una, es pequeñita y sólo se le escucha cuando se queja, llora o grita. Menos mal que también tiene momentos buenos, como cuando aconseja a su amiga , ahora ahogada en el mal de amores.

se está confiando tanto tras haberse salvado de la expulsión varias semanas seguidas. Hay que reconocer que ese es uno de los comportamientos más normales y habituales de todas las ediciones. Lo malo viene cuando dejas ver una parte de ti que ni a tu sombra debería gustarle.

Marta no tiene en cuenta absolutamente nada de lo que sus compañeros le advierten sobre la prueba semanal. Sus respuestas son dignas de una niña de catorce años, siempre a la defensiva cuando no se le da la razón. Aunque lo que más me fastidia de todo esto es que esta vez le están avisando de posibles fallos en la prueba semanal, por lo que me da por pensar que a Marta no le importa un pimiento no comer la semana que viene.

Menos mal que luego todo cambia cuando está con Sindia. Marta está procurando que su amiga vea natural toda esta confusión que le está acompañando en estos días sobre su amistad con . Una pena que, en mi caso, siempre predomine lo malo ante lo bueno, sobre todo a la hora de votar para expulsar.

Más información – Sindia se apunta a los nublados de sentimientos
Web oficial – GH
Imagen – MiTele


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *