‘Gran Hermano 12+1’: Pepe y el arte de cortar cabezas

Pepe Flores

Pero no con un hacha… que no necesita nuestro Pepe un hacha para cortar, que para eso ya tiene la lengua. Este chico tiene que ganar esta edición de ‘Gran Hermano’. Cada vez que abre la boca no puede evitar que le hierva la sangre y tiene que escupirlo todo, no vaya a ser que le queme por dentro.

A Pepe no se le puede andar con chiquitas. Sólo Sindia es capaz de plantarle cara cuando el bailaor se cuela con las bromas en la cocina. Pero todo queda ahí, en las bromas. Lo malo viene cuando, en un rato de aburrimiento, a alguien se le ocurre envalentonarse y preguntar lo que opinan sobre él o ella. Entonces Pepe se levanta y, una de dos, o zapatea, o saca la lengua a pasear, disparando como nadie cada hecho y cada palabra que haya podido sentarle mal lo más mínimo.

¿Dónde está lo bueno de todo esto? En la sinceridad. Porque la sinceridad duele. Y no por eso es peor amigo o peor compañero, al revés. Todo eso se resume con una frase que él mismo ha dicho a una María que jugaba con “su información del exterior”. Pepe acababa por dejarle sin argumentos con la siguiente frase: “Sé seguro que puede ser más fuerte lo que yo te diga a la cara, que lo que hayas podido escuchar de mi boca estando tú fuera”. ¡Y olé!

Más información – Sindia dice a Pepe de no hablarse en lo que queda de programa
Fuente – GH
Foto – MiTele


Un comentario

  1. No creo que haya nada de malo en eso, hay quién juega a la honradez y la sinceridad dando puñaladas a diestro y siniestro. Me gusta el gesto de Pepe diciendo “no podrás decir que he dicho nada de tí o de nadie, porque te lo digo a la cara alto y clarito”, aunque le tachen de prepotente y chulo. Bién por Pepe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *