‘Gran Hermano 12+1’: Un San Valentín sin flechas y con pistolas

Antes de ponerme a cortar cabezas como de costumbre, quiero decir que por fin tenemos una edición de “Gran Hermano” de las de “a la antigua usanza”. Gente normal, con sus fallos y sus virtudes y orgullosos de todo ello. No sé vosotros, pero yo echaba en falta esas conversaciones en las que nadie habla mirando a la cámara y que incluso se esconden de ellas para poder murmurar algo sin ser oídos.

Vamos al lío. San Valentín también pasó por Guadalix y, por muy bien que se lleven este año, los roces entre ellos siguen siendo algo inevitable. Uno de los puntos que están intentando arreglar es la desunión de Mary Joy con el grupo. Noemí quiso hacer ver a Joy el porqué de las chicas para no contar con ella. Le explicó su constante infantilismo y que, lo que peor estaban viendo, era que al sentarse para hablar con Sindia o con Pepe era totalmente capaz de mantener una conversación adulta. Joy pareció haberlo entendido, aunque no pareció sentarle demasiado bien. Para colmo estaba Pepe en esa conversación y ya sabemos lo bruto que puede llegar a ser a veces. Pepe apoyó la tesitura de Joy y le invitó a seguir siendo infantil y a no hablar con alguien que no le apeteciera.

Se ve que Pepe sigue en sus trece de tomarse cualquier comentario por el lado del insulto. Con esto no critico a Pepe de forma negativa, ya que lo encuentro todo un personaje, siempre con su forma de explicar las cosas, sus fallos y sus filosofías extrañas. Pero quizás debería tomarse las cosas menos a pecho.

Web oficial – GH


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *