‘Gran Hermano 15’: Expulsión y Tarot, así todo junto… (I)

Empezaré quejándome -como de costumbre- de esas galas repentinas en domingo. En serio, Telecinco, no mola nada que hagáis esto. He tenido que verlo todo ahora. Pero bueno… bendito Internet. Pena del geobloqueo, que os siguen poniendo finos filipinos por ese asunto -a vosotros y a todos, que sigo programas de otros países y se quejan de lo mismo- y estaría genial poder comentarlo con todavía más gente en las redes sociales.

Pero vamos al lío, vamos con la expulsión de anoche. Ya dije yo después de conocer la lista de nominados que todo iba a quedar entre Paula y Paco. A la gente le satura demasiado esos modos de falsa niña pequeña de Paula, sobre todo cuando ya se le ha podido ver y escuchar comportarse como una chica normal de su edad. Luego estaban Paco y su “Paconsejos”. Sus teorías acerca de la vida, el sexo, las mujeres… demasiada teoría para sólo una semana, ¿no? Ha tenido momentos realmente épicos, que todo hay que decirlo, pero en un programa como ‘Gran Hermano’ hay que saber controlar los niveles de saturación… y eso se la ha ido de las manos.

Es por todo eso que la audiencia decidió que el primer expulsado de ‘Gran Hermano 15’ fuese Paco. Cuando llegó al plató pudo demostrar que todos esos arranques de sinceridad venían de serie con él, pues ni Mercedes pudo controlarlo. Personalmente, hubiese preferido que se hubiera ido Paula. Ni me creo la historia de amor con Omar -por parte de ambos- ni puedo con ese patito de goma que se ha tragado y que sólo hace sonar cuando sabe que hay gala.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *