‘Gran Hermano catorce’: guerra Walls vs. Rodríguez (II)

gh

En un cincuenta por ciento me posiciono junto a la familia Walls. La familia es la familia, por muy a Padrino que pueda sonar eso. No tiene que ser nada fácil ver a alguien de tu sangre pasarlo mal, y mucho menos a través de la televisión, en un programa donde el juego es ser la comidilla de todo un país -enfocándolo siempre desde el lado de la familia, no como seguidor-, donde todos juegan a ser jueces y verdugos basándose en un puñado de imágenes editadas para causar efecto entre el público.

Mi otro cincuenta por ciento se va junto a Belén Rodríguez. Belén curra en la tele comentando realities desde hace el manso de años. Belén siempre ha sido querida y odiada por sus famosas teorías punzantes -y en algunos casos hirientes-, al igual que un buen montón de compañeros de ella. Ese es el juego de la televisión. La mitad de un plató se posiciona junto a un concursante y la otra mitad junto al otro, y a batallar. Eso es un Debate, una tertulia, el ‘Gran Hermano’ de fuera de Guadalix. Esta es la parte que la mayoría de las familias nunca entienden. El hecho de aceptar que sus hijos e hijas han aceptado convertirse en personajes públicos durante una franja de tiempo, teniendo que aceptar los halagos y los insultos que sus comportamientos frente a las cámaras pueda generar. Eso es algo que sus hijos han aceptado y firmado. Entrar en guerras de insultos por eso es faltar el respeto y siempre acabará afectando de forma negativa al familiar concursante.

Más información – ‘Gran Hermano catorce’: guerra Walls vs. Rodríguez (I)
Fuente – Gran Hermano catorce
Foto – Telecinco


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *