‘Gran Hermano catorce’: la fiesta de pijamas de Desireé

gh

Bienvenidos al mejor momento de toda la edición de ‘Gran Hermano catorce’. Sólo Desireé ha conseguido en todo lo que llevamos de edición hacerme llorar de la risa. Hasta para ser bruta hay que tener arte y ella rebosa arte. Además no ha podido encontrar mejor pareja dentro la casa: Álvaro. Su amistad, sus conversaciones y sus confesionarios compartidos se han convertido en un momento obligado de cada resumen y gala… y yo que me alegro.

Desireé quiso pedir un deseo al ‘Gran Hache’ y este le fue concedido: una fiesta de pijamas con sus dos amigas, Álvaro y Susana. Ya desde el principio se podían oler las consecuencias. Raky no estaba invitada a la fiesta y su pésima relación con Igor dejaba entrever una contraprestación por el deseo en la que seguro Igor iba a figurar.

Desi, Álvaro y Susana disfrutaron de una cena, una película y unos buenos sustos, después de la película, y es que por las imágenes se pudo entender que la peli fue de terror. Además la cena venía con tinte incluido. Una noche perfecta que terminó con tres panzas llenas, muchas risas y muchos sustos. Este era uno de los vídeos más divertidos que he podido ver este año. Pero faltaba la contraprestación y ésta no era otra que “otra fiesta de pijamas” para los que no fueron invitados, sólo que en el patio, en una tienda de campaña y unos sacos de dormir en los que descansarían divinamente durante toda la noche. La acampada venía con comida, sí. Pero faltaba ese puntito en el que hacer chocar a Desireé con Igor alguna vez más, y ese fue que los de la acampada no podían entrar en la casa durante toda la noche y debería ser Desireé quien les llevase a los de fuera todo lo que necesitasen… si quería.

Más información – ‘Gran Hermano catorce’: el eterno enfrentamiento entre Igor y Desireé
Fuente – Gran Hermano catorce
Foto – Telecinco


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *