‘Gran Hermano catorce’: la guerra de la repesca (II)

GH catorce

Miriam dejó a Igor con el culo al aire con el mismo juego sucio que Igor había hecho con Sonia. Tú usas información del exterior para jugar con una persona que no se puede defender, yo ahora soy igual de perra y largo todo lo que has dicho en tu campaña de repesca. Y la organización del programa lo permitió. De todos modos no se puede jugar con más información del exterior que en esta edición, ¿verdad? O follamos todos, o pinchamos la muñeca.

Puestos a hablar de jugadas lícitas, igual que el movimiento de Igor lo fue -aunque no me gustara-, igual que lo fue también el de Miriam -ojo por ojo-, Giuls jugó también. Pero con Giuls me falla algo. Eso de entrar de nuevo en la casa siendo nuevamente la abanderada del buenrollismo más total para luego servir la cabeza de Miriam en bandeja de plata, no sé, se me hace extraño. Habla de que “Igor es su amigo” y hasta se golpea en el pecho cuando lo dice. No sé cuánto tiempo habrá pasado con él, pero entre la primera semana que pasó dentro de la casa y el tiempo que hace que Igor ha salido, teniendo también en cuenta que Igor no habrá tenido demasiado tiempo entre Ainara y Miriam para dedicar a Giuls, esa “amistad” me trae a la cabeza la imagen de aquel mítico Pepe Flores y su “paripé”. Puñalada lícita, pero puñalada con mayúsculas.

Más información – ‘Gran Hermano catorce’: la guerra de la repesca (I)
Fuente – Gran Hermano catorce
Foto – Telecinco


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *