‘Gran Hermano catorce’: repitiendo el mismo juego

gh

La expulsión de anoche de ‘Gran Hermano’ fue como un deja-vu, solo que cambiando a Sonia por los gemelos Montoya y sus gritos correspondientes. De nuevo todo centrado en Igor y los gemelos, durante su estancia en la sala de expulsión, todos pudieron ver vídeos de su convivencia para aprovechar y sacarse las tiras de pellejo mientras estaban sentados unos al lado del otro.

Muy repetitivo, ¿no? Hubiera entendido esa jugada si en la sala de expulsión estuvieran los gemelos Montoya y Desireé, ¿pero, Igor? Vale que se han apuñalado por la espalda como auténticos campeones, pero eso ha sido tanto con el vasco como con todo el que no les ha entrado por el ojo a los sevillanos.

Así que me resultó de lo más poco original volver a vivir las mismas situaciones que el lunes pasado. Teníamos poco empacho de ‘Gran Hermano’ como para que encima recurran a repetir los mismos patrones en apenas setenta y dos horas. Pedazo de error, al menos para mí. Respecto a la expulsión, al final fueron los hermanos Montoya los que quedaron fuera del juego. Igor debe de estar con el ego por las nubes con eso de haberse salvado de dos expulsiones tras su repesca. A ver si para la próxima se lleva el premio gordo, ya que vuelve a estar nominado.

Más información – ‘Gran Hermano catorce’: una mini visita por una contraprestación
Fuente – Gran Hermano catorce
Foto – Telecinco


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *