‘Gran Hermano catorce’: una mini visita por una contraprestación

gh

Ojalá todas las contraprestaciones del mundo fuesen como esta, ¿verdad? Sonia estaba en el plató de ‘Gran Hermano’. Todavía le duraba el gesto de pocos amigos, normal después de todo lo que se había liado con el asunto de su familia. Con gesto de falsa calma, Sonia recibía un mensaje de boca de Mercedes Milá: “la contraprestación por tu deseo al Gran Hache aún tiene que llegar”. Y llegó. Una parte buena: volver a Guadalix y reencontrarse con su amado Kristian. Y una parte mala: cortarte el pelo a Kristian tanto por la cena romántica como por el hecho de si quieren poder tocarse y que no quedase todo con una triste imagen a través de un monitor.

La decisión de todo caía sobre Kristian, ya que es él el que aún es concursante de ‘Gran Hermano catorce’. Sentado en el confesionario y viendo a Sonia a través del monitor, ‘el Súper’ le comunicaba que, para poder reencontrarse con su chica, debía aceptar que ella le cortarse el pelo… muy corto. Kristian no necesitaba de mucho tiempo para aceptar el reto y plantarse de tirón en el apartamento, lugar donde Sonia se encontraba.

Que Sonia se iba a negar a cortarle el pelo a Kristian era algo que todos sabíamos, y era ahí donde la organización metió el puñal: si Sonia no le iba a cortar el pelo a Kristian, entonces no podían ni hablarse ni tocarse. Todo quedaba en una visita de pocos segundos de duración. Pero bueno, algo es algo, ¿no?

Más información – ‘Gran Hermano catorce’: nominados siempre por entrar los últimos
Fuente – Gran Hermano catorce
Foto – Telecinco


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *