‘GRANJERO BUSCA ESPOSA’: …y comieron perdices (César y Gloria)

Genial que, después de tanto caos, se viva un final feliz.

César ha sido uno de los grandes pacientes de esta nueva edición de ‘GRANJERO BUSCA ESPOSA’. Su selección de leonas para la granja ha sido digna de museo de cera, sección “Asesinas despiadadas”. Si una tenía narices, la otra tenía más narices todavía. Recuerdo la llegada de la cibernovia como uno de los momentos más tensos de todos. Por un lado Ángela, la cibernovia, con la desilusión al mil por no haberse sentido todo lo bien recibida que podía esperar. Por otro lado Elo y su guerra constante acaparando cada segundo de cámara. Una vez que Elo fue invitada a irse/se fue, Gloria tuvo vía libre para poder acercarse a su granjero.

El reencuentro de la pareja en el último programa incluyó a familiares y amigos, lo que significó una predisposición completa por parte de los dos a que la historia siguiera adelante. Gloria llevó a su hija para que conociera a César mientras que un amigo de este –creo que era un amigo- aprovechaba para intentar ligar con la hija de la pretendida. De esto que aprovechas el viaje y de paso intentas agenciarte una novia nueva y que todo quede en familia.

Web: GbE


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *