A Haunting: el exorcismo de Cindy (la sombra)

A Haunting

Chastity estaba de pie junto a la puerta de la habitación de su padre. Era algo extraño. ¿Qué hacía de pie, sola, junto a la habitación de su padre? Además estaba descalza. ¡Estaba soñando! Si, estaba soñando. ¿Entonces de qué va esto? Tienes que abrir la puerta de la habitación. Ábrela.

Chast escuchaba a un hombre llorar al otro lado de la puerta. Alargó la mano y abrió la puerta sin ningún tipo de duda. Exacto. Estaba su padre, sentado en la cama, llorando, lamentándose por algo. Junto a el, en la cama, tiene una pistola, pero no la tiene agarrada. Pero en la habitación hay alguien más. Hay una sombra negra con forma de hombre. Su padre también la ve. El padre de Chast sigue llorando. La sombra alarga uno de sus brazos y señala la pistola. Esa sombra le está diciendo al padre de Chastity la manera de terminar de sufrir.

Chastity no puede moverse, ni hablar, sólo ejerce de mero espectador. La sombra sigue indicando a su padre qué es lo que tiene que hacer para terminar con todo y no volver a sufrir más. Coge la pistola. Coge la pistola. Coge la pistola. El padre de Chast ha cogido la pistola y sigue llorando y, mientras llora, va subiendo la pistola hasta apuntarse en la cabeza. Chastity no se puede mover ni para taparse los ojos. Su padre empieza a apretar el gatillo… ¡BANG!

Más información – A Haunting: el exorcismo de Cindy (Jason)
Fuente – Historias de Ultratumba
Foto – Discovery MAX


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *