Here comes Honey Boo Boo: ¡llegó la no-boda de Sugar Bear y June!

Jamás me hubiera imaginado a mí mismo viendo el final de la segunda temporada de ‘Here comes Honey Boo Boo’ muerto de la risa por un lado y emocionado por otro. ¿Me estaré haciendo mayor? La no-boda de June y Sugar Bear estuvo amenazada por la lluvia hasta el último minuto. Además el estrés tenía a June encerrada en el baño cada media hora. Por cierto, ¿cuanta gente se mete en el baño a cagar y lleva a un bebé? Ana descubrió que su madre había entrado al baño con su hija y esta tuvo que entrar a rescatarla entre arcadas.

La ropa ya estaba lista. La hermana de June se había encargado de broncear a spray a todo el sector femenino de la casa. Incluso June aceptó que necesitaba un afeitadito en esa colección de lorzas que tiene por cuello. Ahora sólo faltaba que dejase de llover de una dichosa vez.

¡Y dejó de llover! ¡Y hubo no-boda! ¡Y Sugar Bear no dejó de llorar durante toda la ceremonia! ¡Y los modelitos fueron de terror! ¿Me puede explicar alguien qué narices hacía el cura con ropa de caza durante la ceremonia? Parecía que fuese a sacar una escopeta y liarse a tiros con todo el mundo. Pero… oye… que salió todo la mar de bien. Comieron como animales, bailaron como animales y… supongo… que retozarían como animales esa noche. Nada más sano que eso. Además June todavía es joven y podría traer un hermanito a las chicas. En breve me pondré con la tercera temporada, que esta gente engancha lo más grande.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *