‘Here comes Honey Boo Boo’: un bebé y una corona (II)

Honey  Boo Boo

Y como este programa va precisamente de eso, niñas bonitas, había que terminar la temporada por todo lo alto: un último desfile en el que probar suerte y comprobar las dotes de Alana en la pasarela. Además Alana ha contado con una ayuda extra: su tío. El hermano de Sugar Bear, al que Alana ha apodado ‘tío Puddle’, es gay y es él quien ayuda a Alana a preparar todos sus movimientos y poses para los desfiles.

Aquí toca decir una cosa: un diez para el tío Puddle. No había más que fijarse en el resto de niñas que se presentaban al concurso. Todas parecían un puñado de “minifurcias”, haciendo posturas imposibles más típicas de gimnastas olímpicas y de bailarinas de striptease que de niñas de siete u ocho años. Alana estuvo encantadora, y además de verdad. Era la única niña que actuaba como una niña de su edad.

A la hora de repartir los premios, Alana no ganó la gran corona, pero sí que consiguió el premio del público. Alana ‘Honey Boo Boo’ había sido la favorita de todo el mundo y eso era comprensible. La niña lo había hecho muy bien, había estado encantadora y el premio tenía que ser para ella.

Más información – ‘Here comes Honey Boo Boo’: un bebé y una corona (I)
Fuente – Here comes Honey Boo Boo
Foto – TLC


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *