‘Here comes Honey Boo Boo’: vestidos de cuatro mil dólares

June celebraba su aniversario más por el hecho de salir sin niñas que por la estatua del ciervo que acababa de recibir como regalo. De todas maneras estaba en un buffet libre en el que dar rienda suelta a su pasión por la comida. Pero, claro… las niñas estaban solas en casa… solas y sueltas… solas, sueltas y rodeadas de cámaras.

¿Qué es lo primero que ves cuando entras a la casa de ‘Honey Boo Boo’? Cientos de rollos de papel higiénico que June ha conseguido gratis gracias a su adicción a los cupones descuento. ¿Con qué podemos jugar mientras no está mamá? Con los rollos de papel higiénico… de todas formas le han salido gratis. Aquí no hubo mucho misterio: niñas que envolvieron una casa en papel higiénico, una madre enfadada que ponía a las niñas a desenvolver la casa y Sugar Bear que seguía escupiendo por ahí.

Pero esto es ‘Here comes Honey Boo Boo’ y la protagonista es Alana ‘Honey Boo Boo’ y sus desfiles, así que tocaba preparar el vestido del siguiente desfile. June probaba a Alana el mismo vestido que había usado en un desfile hacía dos años, pero resultaba que la niña no entraba en el vestido: había engordado, como todo el mundo en esa familia. Aunque eso se arregla comprando uno nuevo. June hablaba de trajes que llegaban a costar cuatro mil dólares. Alana y su madre fueron a encargar su próximo vestido y, ya puestos, que le hicieran uno también al cerdito de ‘Honey Boo Boo’, a lo mejor le hacen dos por uno a June y le sale más barato.

Más información – ‘Here comes Honey Boo Boo’: de aniversario al buffet libre
Fuente – Here comes Honey Boo Boo
Foto – TLC


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *