‘Here comes Honey Boo Boo’: Welcome drama (I)

No todo podían ser risas, eructos y pedos en la vida de Alana ‘Honey Boo Boo’. Además esto es televisión y no podemos estar siempre recurriendo a lo mismo, que se nos aburre el personal. Vamos a tirar un poco del hilo del drama y así generamos controversia, ¿vale?

La aventura televisiva de Honey Boo Boo daba comienzo con la llegada de Glitzy, el cerdito mascota. A Glitzy le hemos visto dormir con su corona de reina, ir a la modista para que le hiciese un vestidito para acompañar a Alana en sus desfiles, pero sobre todo le hemos visto/escuchado “gritar”. Pues bien, parece que quien más sufría semejante música celestial era June, madre de Honey Boo Boo, por lo que decidió que Glitzy ya no podía quedarse más en casa.

¿Cuál podía ser la reacción de la dueña de Glitzy? Como toda niña de siete años que adora a su mascota: llorar. Nada como la televisión para comprobar cómo es la reacción de una niña pequeña, tanto cuando le dan su mascota, como cuando se la quitan. Curiosa crueldad adinerada que juega con las ilusiones de una niña a cambio de un éxito más que cuestionable. Pero la cosa no acababa ahí, no.

Más información – ‘Here comes Honey Boo Boo’: vestidos de cuatro mil dólares
Fuente – Here comes Honey Boo Boo
Foto – TLC


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *