Históricos Perdidos En La Tribu: Carla Molina

Carla junto a una bosquimana

Sin duda la mejor de todos los integrantes de la familia Molina-Herrera, que en la primera edición de tuvo que convivir con los Bosquimanos, fue la pequeña Carla.

Esta niña, que tenía once años en el momento de la grabación de dicho programa no tuvo ningún problema en adaptarse a las normas de la comunidad que los había acogido y fue desde el primer momento la favorita de todos los nativos, los cuales no dudaron en trabar fuerte amistad con ella ni en agasajarla con diferentes premios en cada uno de los consejos tribales, con lo que premiaron su buen hacer durante su estancia.

Carla, deportista nata, acabó reuniendo a todo el poblado para enseñarles a jugar al fútbol con el balón que había llevado y que tanto usó hasta su marcha, antes de la cual se lo regaló a los bosquimanos como símbolo de su amistad con la esperanza de que pasasen buenos ratos jugando con él.

Carla hizo todas las tareas que se le encomendaron y fue la que menos reparos tuvo para vestir como los Bosquimanos. Sin duda un ejemplo para toda la familia siendo la más pequeña de todos.

Más información – 

Foto – Cuatro


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *