Isabel Preysler arropada tras la muerte de Miguel Boyer

Isabel Preysler

Isabel Preysler no está pasando por sus mejores momentos, a sus 63 años ha quedado viuda tras la muerte en el día de ayer de Miguel Boyer a los 75 años por una embolia pulmonar cuando se encontraba ingresado en la clínica Ruber Internacional. Llevaban juntos casi tres décadas.

Las primeras imágenes de Isabel, tras el fallecimiento de su marido se pudieron ver a su llegada al tanatorio de San Isidro de Madrid. Junto a ella le acompañaba su hija, Ana Boyer fruto de su relación con el ex ministro y la madre de la filipina. Las dos iban de riguroso negro y con gafas de sol que ocultaban sus ojos.


El estado anímico de Isabel Preysler es de desolación total y gran tristeza.  Está arropada por familiares y amigos que no la dejan ni un solo momento. Al tanatorio acudieron amigos del matrimonio Boyer-Preysler como Carmen Martínez-Bordiú, ésta se está convirtiendo en el gran apoyo para Isabel, así como personalidades vinculadas con el mundo de la política.

Tamara Falcó, hija del Marqués de Griñón, también ha estado acompañando a su madre y su hermana Ana en estos difíciles momentos, además  siempre tuvo un vínculo muy especial con Miguel Boyer, al cual llamaba cariñosamente, el tío Miguel, ese hombre que volvió enamorar de nuevo a su madre y al que consideraba como un segundo padre.

Isabel Preysler y Miguel Boyer se casaron en los juzgados en una ceremonia íntima y privada con apenas dos testigos, el 2 de enero de 1988. Una boda que fue hecha pública dos semanas después sorprendiendo a la prensa rosa de la época. El romance se mantuvo en privado porque ambos cuando lo comenzaron todavía estaban casados.

No obstante para Isabel el matrimonio con Miguel Boyer fue el tercero, el más duradero y el definitivo. Ya que, primeramente se casó con Julio Iglesias, con el que estuvo durante siete años y tuvo tres hijos (Chabeli, Julio José y Enrique Iglesias) y con Carlos Falcó durante cinco años y fruto de esa relación nació Tamara.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *