¿Jugó John Travolta con la salud de su hijo?

travoltasfamily

Otro rumor, esta vez de algo más serio. A principios de año murió el hijo mayor (16 años) del actor John Travolta, a causa de una embolia, mientras la familia se encontraba de vacaciones en las Bahamas. Ahora se está debatiendo sobre si la familia Travolta pudo hacer algo más para evitarlo, y es que el protagonista de “Grease” es un devoto de la Iglesia de la Cienciología, que no cree ni acepta la medicina tradicional. Según esta fe, cualquier problema o enfermedad debería ser tratado por “curación espiritual” antes que medicinalmente. Además, tampoco reconoce el autismo como enfermedad mental y tanto John como su mujer (Kelly), siempre negaron, al menos públicamente, que su hijo padeciera dicha enfermedad.

Jett Travolta sufría el Síndrome de Kawasaki, enfermedad que le fue descubierta a la temprana edad de dos años y que consiste en una inflamación de los vasos sanguíneos y los órganos vitales. La polémica surge porque, aunque Jett sufriera convulsiones, esta enfermedad tratada correctamente no debería suponer ningún problema para aquellos que la padecen, según aseguran los especialistas. Es por ello que se ha levantado todo este revuelo, ya que se piensa que posiblemente los padres le suprimieran la medicación al joven.

Los abogados del matrimonio Travolta, Michael Ossi y Michael McDermott, han salido a desmentir las acusaciones y asegurar que Jett sí estuvo recibiendo el tratamiento necesario que le habían prescrito los médicos para tratar sus convulsiones.

También se ha sabido que su madre decidió poner a Jett a dieta siguiendo las indicaciones de L. Ron Hubbard, el fundador de la Iglesia de la Cienciología, pensando que mejoraría notablemente su estado de salud.

La Iglesia de la Cienciología es una una organización muy controvertida. Los distintos países han adoptado posiciones marcadamente diferentes hacia la Cienciología. Así, mientras el gobierno de los Estados Unidos la considera una religión protegida bajo la Primera Enmienda de su constitución, otros países (especialmente en Europa) han considerado a la Cienciología una secta potencialmente peligrosa y han restringido significativamente sus actividades en diversas ocasiones.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *