Justin Bieber visita el Hormiguero y enloquece a sus fans

Justin Bieber en Antena 3

Cada vez que Justin Bieber pisa terreno español se desata la furia de fans y las polémicas están más que servidas. Después de haber triunfado en los premios MTV EMA 2015, el cantante ha pasado un día lleno de emociones y de entrevistas varias en nuestro país. Primero colapsaba la Gran Vía de Madrid, ya que todas sus fans se agolpaban a pie de calle para ver cómo la estrella acudía a un programa de los 40 Principales.

Parece que éste no se desarrolló como se esperaba y Justin abandonó la entrevista ya que supuestamente se sentía un tanto agobiado. Sin duda, esta reacción ha sido muy comentada en las redes sociales donde todos mostraban sus opiniones. Llegó la noche y con ella el programa de Antena 3, El Hormiguero. Sin lugar a dudas, un programa de entretenimiento donde cada día asombran más tanto al invitado como al espectador.

Es por ello que para Justin Bieber no podía ser menos. Era su tercera visita al plató y parece que no defraudó. Las fans enloquecían cada vez que el cantante hacía tan solo un gesto o decía alguna que otra frase. De esta manera, la noche dio para mucho. Un juego de preguntas rápidas es por donde comienza Pablo Motos para conocer un poco más a Justin.

Justin Bieber visita España

Como conclusión se puede decir que tan solo el joven ha cocinado unas diez veces, que nunca se ha planchado una camisa pero que cuenta con seis coches y lo de echar gasolina lo tiene más que controlado. Tal y como era de esperar, las fans, además de estar muy atentas también son partícipes de un programa lleno de emoción. Son elegidas dos de ellas al azar para que coloquen, sobre unas figuras de cartón, dónde tiene Justin cada uno de sus tatuajes.

Justin Bieber sobre una tabla voladora

El joven no dudó en ayudar a las dos afortunadas que salieron hacia el centro del plató, teniendo a escasos centímetros a su ídolo. Por otro lado, la originalidad del Hombre de Negro volvía a sorprendernos ya que hacía explotar un castillo de arena de unos 120.000 kilos donde se hacía un pequeño homenaje al invitado. Aunque éste no se fue con las manos vacías, sino que se llevó una tabla voladora, dado su interés por este tipo de deportes.

Una noche muy intensa, donde la diversión siempre es lo primero, mezclada con el ingenio, la ciencia y las entrevistas más originales. Tan solo esperamos que el Bieber se lo haya pasado en grande y haya una cuarta visita próximamente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *