Karl Lagerfeld, la prueba de que no es un monstruo

 Karl Lagerfeld

Quien dice Karl Lagerfeld, dice diseñador excepcional, fotógrafo, realizador, editor, y un profesional como la copa de un pino. Karl no pierde ocasión para lanzar críticas mordaces contra todo el mundo. Desde Adele a Angela Merkel, pasando por Audrey Tautou, nadie escapa a su lengua afilada.

Karl Lagerfeld no duda a la hora de atacar a personas con sobrepeso, hasta hacerlas responsables del déficit en la seguridad social. Cuando decide tomarla con alguien nunca da un paso atrás… Y esto le ha valido verse ante los tribunales por difamación y discriminación.

Con una ficha así, podemos dar gracias a Dios por no formar parte de su equipo de empleados… Sin embargo, él afirma que trabajar con él es algo muy agradable: “Detesto la palabra ‘contratar’. La mayoría de las personas que trabajan conmigo han venido voluntariamente. Yo no los he contratado. Tengo una secretaria que antes era mi recepcionista, o son antiguos becarios.

Hay muchas personas que trabajan conmigo que nunca antes han trabajado para otra persona. Esto demuestra que no soy un monstruo. Llevo trabajando con mi costurera jefe desde hace más de 40 años. No tengo una relación jefe-empleado. No dirijo una empresa.

No son mis empleados, me ayudan a hacer lo que hago. Además de ofrecer ideas y saber lo que quiero, no sé hacer las cosas, menos mal que algunas personas están aquí para ocuparse de ello”.

Más información – Adele es llamada “gorda” por Karl Lagerfeld


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *