La inesperada salida de Carolina.

La pasada noche hemos tenido sorpresa: Carolina ha sido la expulsada, al contrario de lo que preveían las encuestas, que daban como máximo candidato a la salida de la casa a Gerardo. ¿Los seguidores de Hans que buscaban la venganza se han relajado, o es que la madrileña despierta mucho más odio de lo que parecía?

Me parece una gran pérdida, pero también me lo habrían parecido Tatiana y Gerardo. Me supo muy mal que estuvieran ellos tres nominados. Echaré de menos a Carolina, era la chispa de la casa, una mujer con muchísimo carácter pero también con un sentido del humor que nos ha dado muy buenos momentos.

Por cierto, para los que la criticaban por lo que dijo del cáncer, se ha disculpado y ha explicado que es una frase que en su barrio se dice cada dos por tres, sin darle importancia a su sentido literal. Creo que se sacó de quicio ese tema, fue un comentario muy feo, pero de ahí a tacharla de sádica e incluso desear expulsarla por este motivo va un trecho.

Aun así, su salida se ha visto eclipsada por el tema que nos ha ocupado toda la semana: Indhira-Arturo, Indhira-Carol. Carol no da juego por sí misma, es insípida, como dice Indhira, pero para ser tan insípida hay que ver cómo consigue sacar a la malagueña de sus casillas, incluso sin meterse en nada ni acercarse a Arturo. Él me sigue pareciendo el peor elemento de esta historia: si le gustaba Carol, no tendría que haberse reconciliado con Indhira porque con eso le hizo más daño (además de engañarla al decirle que su juego con Carol sólo era para hacerle daño cuando no era así).


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *