‘La RE-vuelta’: Sergio no pierde el tiempo y ataca a Berta

La RE-vuelta Berta Sergio

Y por atacar no me refiero a que la haya agarrado de los pelos y la haya revoleado haciéndole dar un triple mortal hacia atrás con voltereta de costado y caída con las piernas abiertas y las manos arriba, bien de estrella, no. Sergio, a falta de una Sindia que le caliente la cama, bien le vale una Berta.

Aquel que se paseara cual alma en pena por la casa de Guadalix, acusando a su ahora ex novia de ser casi el perro de Baskerville embutido en un tanga rojo, ha decidido seguir los mismos pasos que ya hubiera estado dando fuera de la casa, de discoteca en discoteca y dejándose querer.

El nuevo objetivo de Sergio es Berta, que ahí es nada el cambio. Pasamos de la dulce chica de pueblo a los morros recauchutados y curvas exuberantes de la periodista de ciudad. ¿Y esto como se come? Yo no es por sospechar, pero para mí, todo esto es que Berta es muy lista y quiere tener todo ese protagonismo que antaño le robase ese ser despiadado que fuese Soraida, el caracol “Trending Topic” que abarcó todo el protagonismo que ella no pudo conseguir.

La verdad es que el trabajo que tiene por delante no es del todo malo. Sergio, aunque sea un cromañón en toda regla, hay que reconocer que tiene un cuerpo de los que quitan el hipo. Y que, si conseguimos que no abra la boca y le ponemos a bombear, lo mismo hasta nos adorna el dormitorio. Así que Berta se está dejando querer, pero de la manera más bestial del mundo. Así que… allá ella, oiga.

¿Y Sindia? Pssss… a mi querida Pipi ni le va, ni le viene. Es como si escuchara llover. Con esto se termina de confirmar el tremendo amor que ambos dos se procesaban. Una pena esto de demostrar que eran una de estas parejas “a la antigua”, en las que lo único que predominaba era el estar con un hombre que llevase el dinero a casa. El resto no importaba un carajo. Ya veremos con lo que nos sorprenden esta noche.

Más información – Sindia y Sergio sin reconciliación que valga
Fuente – La RE-vuelta
Foto – MiTele


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *