‘La RE-vuelta’: Una hora sin cámaras sosa sosa

La RE-vuelta Ari Michael hora sin cámaras

Que no, que lo siento, que no me creo a la pareja Michael-Ariadna. Y no por el comportamiento soso de Michael solamente. Ariadna también se muestra de lo más forzada en sus muestras de amor. Ambos han tenido la oportunidad de callarnos la boca pidiendo una hora sin cámaras. Pero no. Con esto sólo han conseguido hacer la bola todavía más grande.

Ha sido la primera hora sin cámaras de las trece ediciones que ha estado precedida de quejas de vergüenza y discusiones. ¿Pero estamos locos? ¿Hemos venido a follar o a un examen de filosofía? Lo digo por las caras y las poses. Casi faltaba un pelotón de fusilamiento de pie junto a la pareja, pues así, al menos, hubiese tenido sentido toda esa falta de pasión.

Y lo mejor es que Ariadna se ha quejado de haber hecho mucho ruido. Que sí, que gemir, ha gemido, pero no ha habido ningún ultrasonido que haya hecho crujir los cristales ni nada por estilo. Y sobre los gemidos pues, chica, yo sueno más cuando lloro con un culebrón venezolano, así que tranquila, que cuando salgas no te van a crucificar ni nada por estilo.

Así que, por ahora, y sintiéndolo mucho, seguiré sin creerme a esta pareja. Por ahora no consiguen acertar con nada, ni de lo que dicen, ni de lo que hacen, y eso ya es acertar demasiado poco.

Más información – Un delegado y una primera pareja en el apartamento
Fuente – La RE-vuelta
Foto – MiTele


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *