La semana que desaparecieron las mujeres (I)

La semana que desaparecieron las mujeres

Acabo de echarle el guante al primer programa de este “experimento” llamado ‘La semana que desaparecieron las mujeres’ y la verdad es que pinta de lo más sufrido y divertido -divertido para los que lo vemos tirados en el sofá, claro-.¿Qué pasaría si un día desaparecieran todas las mujeres mayores de edad de un pueblo? Madres, novias, abuelas, cuñadas, dueñas de comercios, empleadas públicas… todas las mujeres.

Yemassee es un pueblo pequeño en el que todo el mundo se conoce, para bien y para mal. Todos conocen la vida de todos. Aunque para ser un pueblo pequeño, la variedad de familias es de lo más sorprendente. En este primer episodio hemos podido conocer a un exmarine cuya novia viene con tres regalos en forma de hijos adolescentes de lo más insoportables. Como era de esperar, esos hijos van a tener que vivir con su nuevo “papá” militar hasta que las mujeres regresen. Otro de los casos llamativos es el de dos padres que han decidido vivir esta nueva experiencia juntos. Los dos tienen hijos, uno de ellos dos bebés, y el otro una niña insoportable y un niño con problemas de hiperactividad.

Luego tenemos el caso de las mujeres que regentan algún tipo de negocio y que ahora, por arte de magia, su nuevo “gerente” pasará a ser una chica de trece años cuya rebeldía puede hacer que el resto de empleados pierda el control y acabe sirviendo a la niña como almuerzo para los clientes.

Más información – Algunos planes para la escasez televisiva durante el verano
Fuente – La semana que desaparecieron las mujeres
Foto – Divinity


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *