Las duras declaraciones de Demi Lovato

“Pensé que iba a morir joven”. Así de contundentes son las declaraciones que Demi Lovato ha ofrecido para la revista American Way. La actriz y cantante acarreaba ciertos problemas serios desde hacía tiempo. Una adolescencia marcada por las drogas y el alcohol. Una vida corta pero vivida de manera intensa, tal como relata la joven.

Demi Lovato ha hablado de una manera contundente. Hoy, después de aquellos capítulos oscuros de su vida, puede contarlo. Reconoce que la fama le ha afectado más de lo que podía esperar. En el año 2010 interrumpe su gira para entrar en rehabilitación. “El lado positivo es encontrarte con chicas que se ven reflejadas y que lo han superado”. Comenta la actriz.

Desde muy pequeña comenzó su andadura como actriz de series, hasta que llegó la película, “Camp Rock”. Todo ello sucede en un corto espacio de tiempo y Demi se ve envuelta en un mundo de estrés continuo. Además de un diagnosticado desorden bipolar se le une otro de tipo alimenticio. Aunque todavía está bajo tratamiento, afortunadamente puede contarlo.

Incluso la relación con sus padres se vio envuelta en ciertos enfrentamientos. Siempre que ellos la intentaban ayudar, ella rechazaba dicha ayuda. “Soy yo quien paga las facturas”, decía contundente. No quería escuchar a nadie. Pero un día tocó fondo y se vio metida en un desafortunado altercado. Surgió una pelea con una de las bailarinas que participaban en su espectáculo, llegando a las manos.

Es por ello que había que encontrar una solución a los problemas físicos y emocionales que Demi Lovato sufría. Aunque hace poco tiempo que rompió su relación con su pareja, Demi parece estar mejor que nunca y ya cuenta con ciertos proyectos musicales futuros. Aún así, continúa con sus terapias. Ha dejado de lado las fiestas e intenta superar ciertos complejos que ya arrastra desde que era muy pequeña.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *