Las obsesiones de Demi Moore

Nadie duda que Demi Moore tuvo en sus años más mozos un cuerpo que arrancaba suspiros y ciertamente, para su edad, aún goza de muy buena figura.

Pero no todo gira alrededor de la apariencia física, ¿o sí?

En la última edición de la revista Elle en su versión inglesa, la actriz de 47 años confiesa que a veces le da demasiada importancia a su cuerpo, que se obsesiona y que no es algo que realmente le guste.

“Solía tener una especie de obsesión con mi cuerpo, lo convertí en mi único valor. Trate de dominarlo […] pero nunca duró demasiado, al final no me trajo nada sino felicidad temporal”, afirma Demi y continúa: “Lo irónico es que cuando abandono ese deseo de controlar mi cuerpo, éste se convierte en el cuerpo que siempre he querido, pero sólo ocurre cuando dejo de tratar de controlarlo”.

Moore afirma que ese tipo de obsesiones en lo físico al final resultan inútiles y sin sentido — y no podríamos estar más de acuerdo. Porque sí, esta bien querer cuidar la figura, pero cuando todo (absolutamente todo) gira en torno a qué tan bien nos vemos, algo anda mal.

No podemos esperar a echarle una mirada a la entrevista completa el próximo mes de mayo.


Categorías

Actrices
Etiquetas , ,

Francisco

Apasionado de Internet, la informática y los gadgets. No me podría importar menos la vida privada de los famosos, aunque sí que me gusta saber lo... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *