Leonardo DiCaprio no quiere que le tomes fotos

Así es como fue capturado el protagonista de Origen cuando salía de un club nocturno ubicado en Los Ángeles a altas horas de la madrugada. Por la postura que lleva al parecer que no quería que los paparazzi allí presentes le tomaran fotografías, eso o pasó una muy mala noche en un colchón que no era ortopédico y se torció el cuello en proporciones descomunales.

Ya en serio, es entendible que el actor no quiera ser sorprendido por las cámaras, pero bien podría haber optado por una estrategia que no le hiciera ver tan gracioso, como por ejemplo quitarse la gorra y cubrirse la cara con ella; en fin, tal vez es sólo que llevaba encima unas copas de más y tomar esa postura fue lo primero que se le vino a la mente.

Además, no sé porque muchos famosos no quieren que se les tomen fotos saliendo de una buena juerga, ni que no tuvieran el derecho a salir de vez en cuando — y más actores como Leonardo DiCaprio, que son bastante centrados y trabajan cuando toca trabajar y se van de juerga cuando toca irse de juerga (aunque lo entendería en casos como los de Lindsay Lohan o Paris Hilton).

Eso sí, esperemos que esta haya sido una ocasión especial para el actor y que no lo vayamos a ver después a cada rato en un centro nocturno poniéndose hasta el cuello de alcohol, que todo en exceso es malo y de fiesta en fiesta puede acabar como tantos otros famosos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *