Lily Allen y los kilos de más de su embarazo

Lily Allen siempre ha manifestado no sentirse muy a gusto con su figura y ha asegurado en más de una ocasión que está pasada de kilos.

Pues con su embarazo nada ha cambiado, la cantante sigue sintiéndose mal al respecto y confiesa que ya está pensando en cómo deshacerse de los kilos extra una vez que el bebé nazca.

"Aún creo que estoy gorda. Estoy preocupada por cómo voy a hacer para perder peso después del embarazo. Me siento como un elefante", sentenció, aunque eso sí, tampoco es que se sienta un engendro pues asegura que de vez en cuando tiene sus "días de embarazada sexy".

Ojalá que Allen tenga más de esos días de "embarazada sexy" y que después se convierta en una mamá sexy (cosa que nada tiene qué ver con su peso, más sí con su actitud). Por otro lado, las inseguridades son de lo más normal en cualquier ser humano, aunque nunca es bueno llevarlas a niveles extremos, que luego acabamos mal y con problemas alimentarios.

Y pues si Lily Allen quiere recuperar su figura rápidamente después de dar a luz, tal vez debería pedirle un par de consejos a Jessica Alba, ella lo hizo realmente bien.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *