Lindsay Lohan quiere una orden de restricción contra su padre

Lindsay Lohan nunca ha tenido una muy buena relación con su padre y esta vez parece querer alejarse de él para siempre.

La cantante no quiere ni siquiera que éste se le acerque, por lo que está pensando en conseguir una orden de restricción que le prohíba hacerlo.

Pero debe de haber algo más que una simple mala relación padre e hija para conseguir la restricción ¿cierto? En efecto. Lindsay se valdrá de unas declaraciones poco afortunadas de su progenitor.

Michael Lohan, su padre, dijo recientemente que está pensando en enviar a Lindsay a una clínica de rehabilitación para que “retome el camino” sin importar los métodos a los que tenga que recurrir para lograrlo, incluso secuestrarla.

“Si no puedo conseguir la tutela, entonces la voy a llevar a un lugar desconocido para que retome el camino. Pero sé que sería culpado de secuestro“, aseguró.

El abogado de Lindsay Lohan asegura que la cantante se encuentra realmente asustada con las declaraciones de su padre — aunque no se sabe con certeza si lo está por lo del secuestro en sí o más bien porque no quiere ni imaginarse en una clínica de rehabilitación. La verdad es que las cosas para “LiLo” no van nada bien últimamente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *