Lindsay Lohan sufre un ataque nervioso en la cárcel

Pobre Lindsay, no se la puede culpar por esto…no debe ser para nada fácil ser una presidiaria famosa, sobre todo por las críticas que los otros presos pueden llegar a manifestarte.

Varias fuentes de la prisión en donde se encuentra la actriz cumpliendo su cada vez mas corta condena por manejar ebria durante el año 2007, han contado a la prensa que la pelirroja sufrió un ataque de nervios después de que sus compañeros de pasillo comenzaron a gritarle “Firecroth“, un término que en español podría traducirse a algo así como “entrepierna de fuego” o ” entrepierna caliente“. ¡Ustedes me entienden!.

Por supuesto, la pobre Lindsay comenzó a gritar y llorar desconsoladamente ante tal insulto, hasta que tuvo que ser aislada del lugar porque no dejaba dormir a nadie.

Según una ex convicta del lugar que pudo presenciar el golpe de nervios de Lohan, la pobre no paraba de agarrarse y taparse la cara con fuerza mientras lloraba desconsoladamente.

Y si a eso se le suman varios rasguños que se le han encontrado recientemente, se podría decir que la pobre Lindsay no la esta pasando para nada bien en su nuevo hogar temporario.

Esperamos que su comportamiento mejore así podemos verla pronto en libertad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *