Llaman a servicios sociales para controlar a Mariah Carey en el hospital

Si de noticias locas se trata, esta se lleva el premio.

Es que el marido de Mariah Carey, Nick Cannon, ha declarado recientemente que durante su estadía en el hospital donde nacieron los mellizos Moroccan y Monroe, recibieron la visita de un oficial del Servicio de Protección Infantil.

Aparentemente, alguien llamó a servicios sociales con la sospecha de que Mariah estaba consumiendo drogas prescriptas y alcohol durante la lactancia de sus hijos. El rumor podría haber comenzado después de que una enfermera del recinto le recomendó a la cantante tomar unos sorbos de cerveza Guiness para ayudarla en el proceso de amamantamiento.

Ante las controversias, Cannon explicó lo sucedido:

“Un oficial de Servicio de Protección al Menor arribó al hospital con supuestas alegaciones de un problema de drogas mientras estábamos en el hospital. ¿Qué clase de hospital permite eso? ¡No tiene sentido!”

“Todo empezó cuando una de las enfermeras le sugirió a mi esposa que tomara algunos sorbos de cerveza Guinness para facilitarle la lactancia. La verdad, no sé si alguien escuchó mal o si quisieron comenzar un rumor, pero luego de unas horas empezaron a circular las especulaciones de que Mariah estaba consumiendo alcohol como una loca. Es increíble lo que hace la gente en afán de construir una historia tan bizarra”.

La enfermera en cuestión fue echada de su lugar de trabajo, pues se comprobó que su intención inicial era sobornar a Mariah Carey para ocultar la historia de la prensa.

¡Que locura!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *