L’Wren Scott deja como heredero universal a Mick Jagger

L'Wren Scott

L’Wren Scott ha legado todo su patrimonio, es decir ha dejado como único heredero universal a Mick Jagger. La malograda diseñadora ha tenido un buen gesto para el que fuera su compañero sentimental durante trece años. El miembro de la banda Rolling Stones de 70 años hereda una fortuna valorada en 9 millones de dólares. En las disposiciones de su testamento L’Wren Scott lega, el piso de Manhattan valorado en 8 millones de dólares y un millón de dólares entre joyas, ropa, muebles, coches y otros objetos personales, además de un seguro de vida.

El diario The New York Post, que ha tenido acceso al texto legal, dice que L’Wren Scott no ha dejado a ningún miembro de su familia cercana nada de sus bienes, lega íntegramente su patrimonio y deja como heredero universal a Michael Philip Jagger, nombre completo del rockero.


En el testamento la fallecida matiza que no quería que ni su hermano Randy Bambrough ni su hermana Jan Bambrough Shane vieran un centavo de su legado. Algo que no debería de sorprender porque, ambas llevaban más de seis años sin dirigirse la palabra, y si bien hicieron un amago de reconciliación en el funeral de su padre, las diferencias eran irreconciliables. Si que puede sorprender que haya dejado fuera a Randy, ya que era copropietario de la firma que regentaba la diseñadora y aparentemente la relación era cordial entre ambos hermanos.

Claro que las últimas voluntades no han sentado muy bien a su hermana Jan, que ya amenaza por reclamar la herencia de Scott, al menos recuerdos familiares que al cantante no le interesa tener, a pesar de que ésta matizara en el testamento: “He omitido intencionalmente la herencia para cualquier otro de mis herederos que esté con vida en el momento de mi muerte”.

Por lo tanto se avecina una guerra que ya comenzó en el funeral, ya que los hermanos pusieron problemas a la hora de enterrar a Scott en Los Ángeles, una última voluntad que Mick Jagger cumplió por deseo expreso de la fallecida.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *