Madonna persona non grata en las salas de cine

 Madonna

Madonna, en plena promoción de su Secret Project y del DVD del libro de MDMA, tiene el arte y la manera de que se hable de ella. Lo único es que lo puede hacer de forma indirecta, como con la participación de su compañero sentimental en el programa “Mira quién Baila” como es posible que ocurre a pesar de ella.

Esta vez, Madonna la ha armado gorda. Presente en la premier de la película 12 Years a Slave del británico Steve McQueen, Madonna cometió lo irreparable: enviar mensaje durante la proyección de la película.

Madonna es ciertamente una de las estrellas mundialmente conocidas, pero no se le perdona que se salte las reglas. Mientras que asistía a la premier de la película 12 Years a Slave en el New York’s Lincoln Center junto a Jason Ritter, Madonna comenzó a enviar mensajes SMS antes del comienzo del largometraje.

La historia podría haberse parado aquí, salvo que la artista continuó usando su Blackberry, mientras que la película ya había comenzado. Su vecina, le pidió que parara, y tuvo derecho por parte de Madonna a: “Es por trabajo…”.

La sala de cine Alamo Drafthouse, teniendo una política muy estricta con sus espectadores, no tardó en reaccionar sancionando a la estrella: “Hasta que no se disculpe con los fans de la película, Madonna no podrá entrar en la sala”.

Para los responsables de la cadena de cines, la estrella fue tratada como cualquier persona que se hubiera visto en sus mismas circunstancias.

Más información – Madonna una trabajadora ilegal

Foto – Meristation


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *