María Teresa Campos presenta su colección de zapatos

maria teresa campos

Tras tener que ser ingresada por fuertes dolores abdominales, María Teresa Campos pudo presentar su colección de zapatos en el desfile de moda Fashion Runaway en Málaga donde incluso desfiló por la alfombra roja luciendo uno de sus modelos de zapatos.

La presentadora del espacio ¡Qué tiempo tan feliz! se había trasladado a su ciudad natal para el desfile. Sin embargo tras sufrir unos fuertes dolores abdominales tuvo que ser trasladada al hospital donde le realizaron diversas pruebas. El diagnóstico fue que tiene piedras en la vesícula y aunque se tendrá que operar, María Teresas tras pasar un día ingresada y encontrarse bien abandonó el hospital.


Por tanto acudió al desfile sin problemas y luciendo la mejor de sus sonrisas. A los pocos días se puso al frente de su programa en Telecinco. Con cierto aspecto de cansada pero bastante recuperada, la periodista pasó todo el espacio riendo, bailando e incluso bromeando. No obstante su hija Terelu Campos estuvo pendiente de ella durante todo el programa es más intervino en más de una ocasión para que su madre no se sintiera tan cansada.

En un momento dado durante la emisión la propia María Teresa Campos contó la experiencia y lo mal que lo pasó. Reconoció que no sabía que tuviera problemas de vesícula hasta que vio los resultados de las pruebas y por tanto se quedó más tranquila, dentro de lo posible. “Hay muchas personas que pueden vivir durante años con piedras y no lo saben”, matizó. Reconoció haber pasado por fuertes dolores y apenas ha podido ingerir alimentos y se ha mantenido a base de líquidos.

Su ingreso hospitalario fue en Málaga porque se había trasladado unos días para descansar y presentar su nueva colección de zapatos. Allí contó con el apoyo de su hermana Concha y ya en Madrid con el apoyo de su novio, Bigote Arrocet el cual la está cuidando mucho y es quien se encarga de la alimentación porque a partir de ahora, no podrá comer lo que quiera.

La popular presentadora tendrá que pasar por quirófano para quitarse las piedras de la vesícula, aunque será una operación pequeña y sin riesgos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *