Megan Fox en el estreno de ‘Jonah Hex’

La actriz de 24 años, considerada por muchos como una de las artistas más sensuales de los últimos tiempos, acudió al estreno de una de sus últimas películas, Jonah Hex, que aunque no es una cinta en la que sea la protagonista principal estoy seguro que es la única razón por la que muchos irán a verla.

Megan Fox optó por asistir con un vestido rojo fabricado especialmente para ella por la marca Armani –la cual, por cierto, ha hecho recientemente una nueva campaña con Fox como protagonista– dejando al descubierto los pequeños pero bien formado atributos de la actriz.

Esta vez la sex symbol ha querido dejar a un lado su imagen (un poco) más recatada y ha decidido ir a por todas con un pronunciado escote.

Sin embargo, lo que más se comentó de su aparición en el estreno de la cinta no fue tanto su escote, ni si quiera el modelo de vestido que llevaba. Lo que se llevó la noche fueron sus labios, que muchos insisten en que se ha operado inyectándose un poco de colágeno a pesar de que la actriz se canse de negarlo.

Aunque en unas fotos suyas de cuando era una pequeña se le ven ya sus característicos labios, creo que es más que evidente que algo se ha hecho últimamente por que tampoco es que los haya tenido tan gruesos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *