Miley Cyrus llora la muerte de su perro Floyd

La polémica cantante Miley Cyrus está pasando por un mal momento en su vida. La muerte de Floyd su perro, la ha sumido en una enorme tristeza que ha querido compartir en las redes sociales, y mediante las cuales ha recibido múltiples muestras de cariño. Y es que aunque parezca una broma, Miley es muy amante de los animales y una vez más ha mostrado su lado más emocional.

La muerte del husky siberiano llamado Floyd, del cual infinidad de veces ha comentado en la red social e incluso ha subido imágenes con el, deja a la cantante con palabras y frases para el recuerdo, siendo para ella, uno de los peores días de su vida. De hecho desde el momento que Cyrus anunció tan triste pérdida se convirtió en “trending topic” mundial en Twitter con la etiqueta #RIPFloyd. “No he dicho nada porque no quería creer que fuera real. Mi precioso bebé Floyd ha muerto, estoy destrozada”. Comenzó la cantante.


Miley Cyrus que recibió el apoyo tanto de fans como detractores, decidió mostrar todo el aprecio que sentía por Floyd a través de diversas imágenes que subió tanto a Twitter como a Instagram. Imágenes conmovedora que, Miley acompañaba con comentarios del tipo: “Sé que en realidad no quiero decir esto, pero ojala me hubiera llevado a mí”.

Tanto era el cariño que la artista sentía por su perro que incluso llegó a pedir que creasen una figura gigante para ponerlo en mitad de una de sus espectaculares actuaciones dentro de su gira. De hecho Miley continúa con su gira por Boston y no pudo por menos de echarse a llorar durante una de sus actuaciones, cuando quiso dedicarle su canción ‘Landside‘. “Solo quiero dedicarle esta canción a él porque siempre la escuchábamos juntos”, explicó al público para inmediatamente después, romper a llorar. Fue su hermana Noah la que tuvo que consolarla.

Aún así, dos días lleva Floyd siendo trending topic mundial.


Un comentario

  1.   maya dijo

    Con lo viciosa que es la niñata, me pregunto si no habrá muerto el pobre perrito por haberse tragado alguna droga de su dueña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *