‘Naked and Afraid’: ¡Mujeres al poder! (II)

Naked and Afraid

Jonathan, sus músculos, Alison y toda su felicidad acabaron con sus carnes desnudas en una isla desierta. ¿El paisaje? Precioso, sí… pero de lo bonito de las vistas no se podían alimentar. Su primera misión en la isla era ir nadando hasta la isla de al lado. ¿Has nadado alguna vez entre tiburones? Ellos sí, ahora. Esta primera prueba, de fuerza, terminaba con éxito.

Pero había una prueba para la que los músculos de Jonathan no estaban preparados: el sol. Si Alison estaba achicharrada a las pocas horas de llegar a la isla, lo de Jonathan era digno de película de terror. Su reciente color de piel ‘rojo pasión’ anunciaba que esos primeros días quizás no serían fáciles del todo. Dicho y hecho.

A la mañana siguiente, Jonathan no podía moverse. Era una masa de músculos tirada en el suelo… a lo papelucho arrugado. ¿Y Alison? Alison, también de un color rojo bastante intenso, se las apañó para cuidar de Jonathan durante los tres días que no pudo moverse del suelo. Alison construía el techado, Alison se subía a las palmeras para coger cocos y Alison hacía potingues para intentar que la piel de Jonathan no terminara en modo ‘combustión espontánea’. ¿Por qué? Muy fácil. Todas las habilidades de Jonathan en el terreno militar no le servían para absolutamente nada en una isla desierta. Incluso él se acababa catalogando como “chico de ciudad”. Resultaba que la modelo sí que tenía habilidades para sobrevivir en esa isla, todo mano y obra de su trabajo alrededor del mundo.

Más información – ‘Naked and Afraid’: ¡Mujeres al poder! (I)
Fuente – Naked and Afraid
Foto – Discovery MAX


Un comentario

  1.   Rambo dijo

    El Jonathan era un inutil de mucho cuidado . Si no llega ha ser por Alison se muere de asco. Encima chulito , como buen marine.Mucho musculito y poco cerebro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *