‘Naked and Afraid’: ¡Mujeres al poder! (III)

Naked and Afraid

Pero lo de Jonathan no fue un problema sólo con el sol. Ambos estaban más que hartos del agua de los cocos. En el mapa que les dio el programa, indicando el punto de extracción del último día, también les marcaba en qué lugar podrían encontrar agua. Claro, que esta vez hablamos de una isla desierta… y no precisamente la de ‘Lost’. Aquí no había lagos ni cataratas divinas… aquí tocaba excavar.

A Jonathan le costó tres días excavando para poder llegar a encontrar agua, pero esa agua tenía pinta de cualquier cosa menos de buena. Alison intentaba convencerle de que no bebiera esa agua, pero Jonathan hizo lo que le salió del churro y se puso a beber agua sin hervirla ni nada. ¿Conclusión? La diarrea de la muerte. ¿Y quedó ahí el problema? ¡Para nada! Jonathan tuvo la brillante idea de no apretar el culo lo suficiente como para ir a largarlo todo bien lejos. A escasos pasos de la “cabaña” Alison se encontraba el regalito de Jonathan.

Al final consiguieron cumplir sus veintiún días desnudos, con miedo y hasta las mismísimas pelotas de aguantarse el uno al otro. Jonathan intentó cumplir -con éxito- durante los últimos días su papel de macho alfa consiguiendo comida, pero no por demostrar nada en especial, sino porque a Alison sólo le faltó alimentar a Jonathan a base de papillas y cucharita y el militar necesitaba demostrar que él también podía resultar útil en una isla desierta.

Más información – ‘Naked and Afraid’: ¡Mujeres al poder! (II)
Fuente – Naked and Afraid
Foto – Discovery MAX


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *