Orlando Bloom “se hizo” en una botella para no perderse el nacimiento de su hijo

Vaya que he escuchado historias raras dentro del mundo del espectáculo, pero como ésta, ¡ninguna!

Parece que Orlando Bloom estaba tan ansioso por ver nacer a su hijo, Flynn, que hasta se negó a ir al baño a hacer sus necesidades con tal de no abandonar a su mujer en el momento de las contracciones.

El actor explicó que el hijo que comparte con la modelo Miranda Kerr, tardó más de 27 horas en salir del vientre de su mamá, y durante todo ese tiempo permaneció a su lado sin moverse ni siquiera para ir a orinar.

Así lo explicó durante una entrevista:

“Yo le dije, `querida, tengo que ir al baño´. Y ella comenzó a gritar `¡que alguien le traiga una botella!´. Perdón, es demasiada información, y mas que nada para la televisión.”

¿Será cierto que Orlando tuvo que hacer “pipí” para no perderse el nacimiento de su hijo o se trata simplemente de un chiste de color del actor para desdramatizar el momento del parto?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *