Pantoja y Paquirrín “cantan” juntos

Pantojas

Porque sí, porque no hay mejo reality show en el mundo que la vida del clan Pantoja y su pasión por el dinero. ¿Que no tengo pasta? Pues me la invento. ¿Que me dicen que trabaje? Digo que canto y me quedo tan a gusto. Además, desde que se inventó el autotune puede cantar cualquiera. Tenía que ser de la mano de Jose Luís Moreno que Isabel Pantoja y su hijo Kiko se subieran juntos a un escenario. Pero esta vez no hubo ningún “pequeño del alma con la piel de ‘caquena'”. Esta vez hubo temazo pantojero con un Kiko que aparecía a lo Pitbull de barrio bajo, rapeando “te quiero’s” a mamá y poniéndose a mover platos a ritmo de rumba pachanguera. Obscenamente ridículo. Para que os hagáis a la idea, esto sería como si Pitingo quisiera marcarse un dueto con Slipknot. Pues igual.

Si será por gente con talento de verdad en este país de mierda en el que vivimos, ¿por qué tenemos que aguantar que paguen con nuestro dinero a semejante panda de elementos? Bueno, al menos parece que Paquirrín a aprendido la lección y se ha limitado a rapear, ya que en eso es imposible desafinar. Aunque ha estado cómico eso de verle rapear en playback y mover las manos cuando no había frase ninguna. No solo no sabe cantar, tampoco sabe aprenderse cuatro frases. ¿Qué será de él cuando tenga que cantar más de tres canciones? Lo mismo implosiona. Como si lo viera, oiga.

Hoy debería escribir de fantasmas, como buen domingo que es, pero me parece que tampoco me he salido tanto del tema, ¿no? Unos fantasmas van con cadenas y sábanas y otros pasean lorzas y se esconden tras gafas caras y hacen como que cantan. Los dos tienen en común que cuando hacen “¡¡uuuuhhhhhhh!!”, quienes les escuchan se cagan del miedo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *