‘Paranormal Witness’: ángel guardián, ángel de la muerte (III)

Y como la cosa va de ángeles, con eso vamos a seguir. Esta vez era el propio doctor el que se veía como paciente. Los riñones habían dejado de funcionarle. La cosa parecía que se acercaba al fin. Resultaba hasta irónico que ahora fuese él quien entrase por esas puertas con los pies por delante.

Era de noche. No dormía. El doctor-paciente contaba que veía una sombra negra que rondaba su habitación. Esa sensación no tiene que ser buena, ¿verdad? Además había que sumarle los pitidos de todas esas máquinas, los respiradores y toda la parafernalia que siempre suena a muerte. Esa sombra estaba al acecho y cada vez parecía acercarse más.

Le faltaba el aire. Los pitidos de la máquina sonaban cada vez más deprisa y él respiraba cada vez peor. Además esa sombra estaba casi encima de él. ¿Es que no iba a venir nadie? El doctor-paciente no dejaba de apretar el botón para llamar a la enfermera, pero allí no llegaba nadie. Esto tenía toda la pinta de acabarse en ese mismo momento. Pero a los pies de su cama apareció una niña pequeña que le miraba fijamente. Él se estaba ahogando, la sombra negra estaba del todo encima de él, pero la niña estaba calmada, como si no hubiese ningún tipo de problema.

Más información – ‘Paranormal Witness’: ángel guardián, ángel de la muerte (II)
Fuente – Paranormal Witness
Foto – Xplora


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *