‘Paranormal Witness’: ángel guardián, ángel de la muerte (IV)

Paranormal Witness

La falta de aire era total y fue ahí cuando el doctor-paciente, quizás por inercia, se comenzó a golpear en el pecho. Después de algunos golpes, en una tos muy fuerte, logró escupir lo que estaba provocando su asfixia. Ahí estaba el problema. La sombra negra desapareció y la niña también. La enfermera llegó.

A la mañana siguiente, ya todo en calma, la misma niña volvió a la habitación. El doctor-paciente le saludó y empezó a charlar con ella, la típica conversación de hospital con una niña desconocida. Llegó la mujer del doctor-paciente y le encontró hablando solo. Él decía que estaba hablando con la niña, pero allí no había nadie. La niña volvió a desaparecer.

Los riñones del doctor-paciente decidieron ponerse en marcha otra vez, llevándolo de vuelta a su rol habitual. Iban en el coche acompañado de su mujer. Y en una de las calles volvió a ver a la niña que acababa de estar con él en hospital… y entonces la recordó. Esa niña había sido atendida por él en un accidente. El doctor había hecho todo lo posible, pero la niña no consiguió sobrevivir. Ahora había sido al revés, había sido la niña la que había ido en busca del doctor, quizás para llevarle esa calma que hacía falta para reaccionar ante la asfixia. Quizás fuese esa niña a la que él quiso ayudar su ángel guardián.

Más información – ‘Paranormal Witness’: ángel guardián, ángel de la muerte (III)
Fuente – Paranormal Witness
Foto – Xplora


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *